EL LENGUAJE DE LOS ABOGADOS DEBE SER PRECISO

agosto 12, 2009


  • La lingüista García Negroni asegura que el lenguaje es una de las herramientas más valiosas de los juristas.
 
El escritor español Alex Grijelmo siempre recuerda que la costumbre de llamar letrados a los abogados se debe a que, siglos atrás, el conocimiento de las letras les confería a los juristas autoridad y crédito. Pero esta tradición -de cuidado por el lenguaje- no pasa por su mejor momento. De hecho, en noviembre, durante el segundo Congreso Iberoamericano de Capacitación Judicial, Elena Highton de Nolasco, ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, pidió a los jueces y funcionarios que se esmeren por lograr que sus providencias y sentencias, sin perder riqueza técnica, sean comprensibles para quienes son, en definitiva, sus destinatarios: los litigantes. Conscientes de la problemática, en la Maestría en Derecho Procesal (con orientación civil o penal) de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNT establecieron un módulo dedicado a las características del discurso jurídico, que estuvo a cargo de la lingüista María Marta García Negroni. Coordinadora del libro “El arte de escribir bien en español”, la especialista aclara a LA GACETA: “la abogacía trabaja con el lenguaje y, por ende, tiene que aprovechar los conocimientos que proceden de la Lingüística para saber cómo dominar y manejar el lenguaje, y cómo disponer de herramientas que a los abogados les permitan litigar en forma argumentada”. La docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) insiste: “el abogado debe saber qué significa usar una negación y qué sentidos, queridos y no queridos, buscados y no buscados, son puestos en marcha por medio del discurso”. Durante sus clases, García Negroni se preocupó porque los abogados manejaran una serie de herramientas lingüísticas ligadas a los aspectos enunciativos. “El objetivo es saber cómo se construye la imagen del que habla en esos discursos, el juez, el abogado, las partes, etcétera. La única herramienta del abogado es la palabra, ya sea oral o escrita. Entonces, es clave la utilización estratégica de la palabra”, subraya.
  • Los límites del argot
El discurso jurídico, compuesto por los textos que construyen ese universo, tiene ciertas reglas. “Por ende, uno debe adecuarse con ellas. Esto lleva al tema de los géneros discursivos. En este terreno, uno no puede innovar si no hay un movimiento generalizado, porque, si no, en este caso, el discurso deja de ser jurídico”, precisa. Y aunque reconoce que, como en otras profesiones, existe un argot, una terminología o un modo discursivo específicos, recalca que también “se puede adaptar a las necesidades discursivas cotidianas”. La necesaria especificidad terminológica, sin embargo, no es una excusa para descuidar el lenguaje empleado en el foro. “A veces, los escritos son oscuros y presentan problemas de coherencia interna. En el plano de la corrección normativa, por ejemplo, existen dificultades en el uso de los gerundios, de los signos de puntuación o de las mayúsculas extremas, que constituyen usos inadecuados o incorrectos del español escrito. Eso sin contar el empleo exagerado de los latinismos. Todo esto, con tiempo y trabajo, se puede mejorar”, diagnostica. El otro aspecto tiene que ver más con el análisis del discurso. “Es muy importante ver las voces que aparecen en el discurso, e identificar los distintos puntos de vista y las argumentaciones, porque usar una palabra u otra no da lo mismo. No es igual decir inmigrante que ilegal; calificar de ilegal a alguien tiene una carga diferente”, ejemplifica. García Negroni no termina la entrevista sin efectuar una última observación: “la precisión léxica es un tema que no sólo atañe a los abogados, sino a todos; a los periodistas, también, porque tienen un rol social muy importante. En definitiva, los discursos periodístico y jurídico, por ejemplo, deben ser precisos y buscar la palabra adecuada para cada contexto, para que no haya redundancias ni repeticiones. Hay que decir a sabiendas de lo que se dice”.
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s