LA JUSTICIA COMO ICONO (CUARTA PARTE)

julio 1, 2009


El efecto de la venda que le cubre los ojos empezó a crecer. Tanto la limitaba, que de sólo enceguecerla empezó a momificarla, a petrificarla en su afán y ella, la Justicia, antes tan bella y sonrosada, empezó a palidecer. El legislador, quien sacaba la mejor parte de su creciente agonizar, paradójicamente le otorga la oportunidad de re-vivir: el actual Estado Constitucional Democrático. De los principios informadores del ordenamiento jurídico en cartas fundamentales –además del de estricta legalidad, claro está-, como la obligatoriedad de los jueces a dictar sentencias fundadas, surgen nuevos bríos. La mujer-valor se vuelve más independiente que nunca, raja sus vendajes atrofiantes, asegura su espada y prepara la balanza. Su objetivo no es sólo el esclarecimiento de los hechos, sino que una verdadera relectura del Derecho aplicable, aquella que sea la mejor posible.

Una buenísima concreción de lo anterior lo constituye la estatua de la Justicia en Valparaíso, Chile. Con una mirada hacia el horizonte del mar y una postura desafiante le otorga la bienvenida al visitante a la Corte de Apelaciones. La leyenda dice que es obra de un escultor que enfadado por una resolución en su contra, transgrede el modelo decimonónico. Lo cierto es que radiante pero serena, con una mano en la cintura y otra sujetando casualmente la espada y la balanza, rompe el molde. Se para frente a la Ley que antes la sujeta, la mira cara a cara y, tal como lo hacía Temis con los antiguos, siente el Derecho. Finalmente arrojará su espada sobre las cabezas de quien corresponda, no sin antes esgrimir sus razones.
Este es el nuevo paradigma icónico, la nueva Justicia. Corresponde a un regreso a la libertad inicial desarrollado a la luz de los principios, y una nueva-vieja herramienta, la argumentación. Es Temis, es Némesis, es la virtud que se exige, y es la garantía de seguridad. Es, en fin, a aquella mujer madura capaz de enfrentarse a lo desconocido, la que camina tranquila por los diferentes caminos del Derecho y no teme a la oscuridad.

Renán Gallardo Ángel
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s