“La complejidad de la globalización requiere abogados que sepan mediar y resolver retos”

octubre 1, 2009


Estaba navegando por Internet y me encontre con esta Nota de la Cronica, me parecio interesante y no dude en publicarla en mi Blog, de manera tal cual aparecio publicada.

“La complejidad económica, política y social que representa la globalización, requiere de mediadores que sean capaces de resolver estos retos con soluciones creativas y satisfactorias. Ese es el campo de los abogados globales, asegura el director de la Law School del Instituto Empresa (IE) de España, José María de Areilza Carvajal. El ex asesor en Asuntos Europeos y Norteamericanos del ex presidente José María Aznar, habla sobre este nuevo abogado, quien debe saber todo sobre derecho y empresas, pero también ser un líder capaz de entender a su cliente, viajar con él por el mundo, manejar grupos, proactivo y tener ética, responsabilidad social y humanismo. “La visión del abogado que abría su despacho y esperaba clientes, lo que llamamos in lawyer, se está rebasando para dar cabida al out lawyer: el abogado que busca y se arriesga por encontrar su cartera de representados en cualquier parte del mundo. Estos profesionales los estamos preparando desde hace un año en la Law School”, añade. José María de Areilza es uno de los abogados e intelectuales más importantes de España y fue asesor del Gobierno español en 2002 en la Convención Europea que preparó el Tratado Constitucional. En entrevista con Crónica, Areilza Carvajal define el perfil del abogado global que se forma en la escuela que dirige. —¿Cuál es el origen de los abogados globales? —En el Instituto Empresa se han desarrollado desde hace 30 años profesionales para la competencia internacional y su éxito es reconocido internacionalmente. Hace unos días el Financial Times la colocó como la tercera escuela de Europa y la octava en el mundo. Pero hacía falta el lado jurídico. De esta manera potenciamos los programas en leyes del IE y confluimos en la creación de la Law School, donde se forman los abogados globales. Ahora, los profesionales tienen que acompañar a sus clientes —principalmente empresarios— a Asia, Europa, América o cualquier país y ayudarlos en sus transacciones. “Esta actividad ya la realizan los despachos ingleses con su Magic Circle —círculo mágico— y se mueven libremente por el Lex mercatorian —conjunto de prácticas comerciales, contratos y arbitraje internacional. En el curso, les damos a los estudiantes las herramientas para que sean capaces de realizar transacciones multijurisdiccionales en financiamiento, adquisiciones, competencia, reglas comerciales y, sobre todo, sea el mediador en la complejidad de la globalización. —¿Es el fin del abogado tradicional? —Propiamente no. Siempre habrá los in lawyer, a quienes les basta abrir su oficina y esperar a los clientes. Pero esa figura se está rebasando y dando paso al out lawyer: el que se arriesga y va por su cartera, y aunque tiene más inseguridad, su campo de acción es mayor. En la Law School, los abogados que se gradúan, además de conocer a fondo el derecho (Legal Skills), saben negociar, comunicarse con sus clientes, presentar soluciones, liderar negociaciones, trabajar en equipo con un banquero o economista (Soft Skills). Pero, además, los alumnos trabajan con casos prácticos. El maestro en ocasiones es su cliente y les pregunta cómo va su caso y ellos actúan como abogados dando respuesta. En otras es juez, árbitro o regulador en los conflictos de diversa índole que deben resolver. Todo esto nos da un profesional proactivo. No le dirá a su cliente que no se puede y cuáles son los límites, sino que desarrollará estructuras imaginativas para encontrar soluciones. – ¿La ética y el humanismo? – El abogado global tendrá un anclaje muy firme en la ética, responsabilidad social y humanismo. El privilegio de ser parte de las decisiones legales, lo debe regresar a la sociedad. Así, proporcionará a su comunidad parte de su trabajo sin percibir remuneración, crear leyes que la beneficien y estar dispuesto siempre a cooperar y tener a la justicia como su principal guía de trabajo. Además, en nuestra escuela se ofrecen materias humanísticas para que no pierdan esa conexión. Y aquí entramos a un punto delicado: ¿cuánto debe ganar un abogado? No puede obtener tanto como un banquero sólo porque trabaja a su lado. Si su interés es el dinero, esto lo lleva a tener una vida muy demandante y de alta competencia, lo que redundará en un bloqueo en la transmisión de conocimientos a las nuevas generaciones y sin beneficio a su comunidad.”

http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=350022

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s