A UN ABOGADO

octubre 6, 2009


 por Dr. OMAR JOSE RODRIGUEZ

Como abogado que recién despiertas a la profesión deberás observar las reglas y principios que te deja quien hizo del ejercicio de la abogacía y Magistratura una verdadera pasión de vida.-

AMA TU PROFESION: En la contienda del pleito y la defensa de los derechos, el abogado participa al mismo tiempo de las más profundas satisfacciones, pero también de los más amargos sinsabores. Advierte que es fácil que triunfe lo arbitrario y lo injusto. Sin embargo no tarda en admitir, que el ejercicio de la abogacía es la más apasionante de las aventuras porque une pensamiento y acción en una actividad de profundo contenido ético y humano.-

CONOCERAS AL HOMBRE: Cualesquiera sea el foro en que te desempeñares deberás penetrar en la intimidad de la conciencia del hombre que defiendas, conocer y valorar sus afecciones más profundas; su sentido del honor como sus disvalores; su cultura como su ignorancia, sus debilidades, como la fuerza y pasión con que defiende sus intereses conforme a su particular idiosincrasia. Conociendo ello, el individuo encontrará en ti a un defensor real y auténtico, en condiciones de valorar los hechos y sus circunstancias a través del conocimiento del hombre en su vasta dimensión humana.-

SÉ UN PROFESIONAL AUTENTICO: Para ello, como cartabón ético de tu vida profesional, deberás ser: Leal, honesto, luchar por causas justas, cumplir la palabra empeñada, tener paciencia, saber perdonar las ofensas; ponerle pasión, estudio y dedicación a las causas que te confieran, porque muchas de ellas representan verdaderos dramas en la vida del cliente; respeta y hazte respetar tanto en los pasillos de los tribunales como en los despachos más encumbrados; sé optimista e infunde seguridad y esperanzas sobre bases jurídicas; no abandones ni le mientas al cliente frente a la adversidad del pleito; sé más humilde cuando más alto te encontrares en la escala de valores de la consideración pública, del mismo modo, te mostrarás orgulloso y digno, cuando hayas caído por defender un ideal o una causa justa.-

DEFIENDE LA JUSTICIA: Debes defender, mantener y acrecentar el prestigio del sistema judicial a través del respeto y consideración a los jueces. Recuerda que la Justicia es el resguardo último de todas las garantías y libertades.-

PARTICIPA: La participación debe ser el convencimiento que surge de un ideal, o de una vocación, nunca el resentimiento, odio o interés, será el resorte de tu participación social o política.-

BUSCAR SER FELIZ: La verdadera felicidad la encontrarás en ti mismo, y estará en tu corazón de abogado, cuando puedas al final de tu carrera, amar la abogacía con la misma pasión con que la amaste en los albores de tu vida profesional.-

Fuente: http://www.afadelli.com.ar/2009/08/un-abogado.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s