Cobranza Judicial.- Es la que se realiza ante Juez competente justificando la causa con los documentos que refieren el adeudo (cheque, pagaré, letra de cambio, factura, nota, remisión, contrato o cualquier otro en el que conste una obligación de pago o el adeudo) se demanda al deudor al pago y se obtiene orden de embargo cuando son títulos de crédito, mismo que se ejecuta y una vez condenado el deudor mediante sentencia definitiva, si no hace el pago, se rematan los bienes y se paga al acreedor.

Cobranza Extrajudicial.- Antes de iniciar un procedimiento ante el Juez competente tratamos de hablar ya sea en forma personal o mediante un escrito, con la parte deudora para hacerle ver su situacion legal y si este desea llegar a un acuerdo y/o arreglo de pago, entonces se inicia la negociacion, buscando los mejores terminos para nuestro cliente y una vez estando de acuerdo, procedemos a convenir legalmente el pago en las condiciones a las que se lleguen.

En caso de tener alguna duda respecto a lo anterior no dude en contactarnos

MAYANS & PERFECTO ABOGADOS

LIC. ALEJANDRA PERFECTO RUIZ

LIC. MARIO ALFONSO MAYANS OLACHEA

Tel/Fax  (664) 6071582

Tel. Cel. 044664 1221754

Email.  mayansyperfecto@gmail.com  y  mayper@prodigy.net.mx

Anuncios

CÓDIGO DE ÉTICA DE LAS OBLIGACIONES PARA CON LOS DEUDORES Y PÚBLICO EN GENERAL

ARTÍCULO PRIMERO.Identificarse plenamente al momento de realizar la cobranza, o bien, al corroborar u obtener información sobre la localización del deudor. No se realizará requerimiento de pago con menores de edad o personas de la tercera edad.

ARTÍCULO SEGUNDO.Cobrar una deuda es un derecho legítimo, como lo es también el respeto mutuo a la dignidad entre deudores, acreedores y sus representantes.

ARTÍCULO TERCERO. No establecer contacto con los deudores en horarios y lugares que resulten inadecuados para el cobro. Se consideran adecuadas las comunicaciones que ocurran a partir de las 6:00 a.m. hasta las 11.00 p.m., hora local del domicilio del deudor.

ARTÍCULO CUARTO.En el ejercicio del derecho al cobro, se evitará hacer uso de lenguaje obsceno o de palabras altisonantes al establecer comunicación con el deudor, sus familiares, amigos o compañeros de trabajo. Las comunicaciones telefónicas deberán hacerse con la finalidad de negociar el pago de las deudas y no con la intención de molestar o amenazar a los deudores o a las personas que atiendan dichas llamadas.

ARTÍCULO QUINTO. No se podrán hacer publicaciones, tales como “lista negra de deudores” y tampoco establecer registros especiales, distintos a los que prescriben las leyes, para hacer del conocimiento general la negativa de pago de los deudores.

ARTÍCULO SEXTO.Las empresas de cobranza o sus colaboradores, bajo ninguna circunstancia, deberán ostentarse como representantes de órgano jurisdiccional u otra autoridad, o como parte de un consorcio legal, si no es el caso.

ARTÍCULO SÉPTIMO.No engañar al deudor con el argumento de que al no pagar su deuda, comete delito sancionado con privación de la libertad, ni hacerle creer con falsos escritos de demanda o de notificaciones judiciales, que se ha iniciado un juicio en su contra.

ARTÍCULO OCTAVO.No se deberán hacer ofrecimientos tales como quitas, descuentos o cancelación de intereses o comisiones, con la finalidad de obtener el pago de la deuda, de no estar debidamente autorizado por el acreedor, o hacerle creer al deudor que podrá gozar de dichos beneficios, de no existir dicha posibilidad.

ARTÍCULO NOVENO.En los casos en que, como resultado de las gestiones de cobranza, el deudor acceda al pago de la deuda, las empresas de cobranza deberán documentar por escrito los compromisos adquiridos, cuando lo requiera el acreditado o lo considere pertinente la empresa, debiendo constar la rúbrica de ambas partes. El representante de la empresa acreditará tal carácter con la documentación en que se le faculte para llevar a cabo la recuperación del adeudo.

ARTÍCULO DÉCIMO.Las empresas de cobranza deberán estipular en los convenios de pago que celebren con los deudores, los compromisos adquiridos en la negociación que se acuerde, señalando los términos y condiciones en que se llevarán a cabo los pagos, obligándose a proporcionar escrito de finiquito o de liquidación de adeudo, en caso de condonación o quita, al cumplirse la obligación. Dichos documentos deberán suscribirse por persona facultada por el acreedor.

ARTÍCULO DÉCIMO PRIMERO.Hacer todo aquello que pueda ayudar a los deudores a encontrar la solución a su problemática financiera, para el cumplimiento de su adeudo, dentro de los márgenes de negociación autorizados por los clientes. ARTÍCULO

DÉCIMO SEGUNDO.No incrementar las deudas con cargos no autorizados por la legislación vigente o por el contrato celebrado entre el deudor, el otorgante de crédito o el acreedor.

ARTÍCULO DÉCIMO TERCERO.No utilizar formas o papelería que simulen instrumentos legales. Los gestores no deben hacerse pasar por representantes legales si no lo son y tampoco utilizar nombres falsos.

ARTÍCULO DÉCIMO CUARTO. No enviar correspondencia a los deudores con leyendas exteriores que mencionen que el comunicado trata específicamente de una cobranza. Lo anterior no obliga a las empresas a omitir mencionar su nombre o razón social, en su calidad de remitente. Evitar el envío de cartas o cualquier medio escrito que den motivo a descalificar la actuación de las empresas de cobranza en las que se efectúen manifestaciones que por su contenido, constituyan excesos que no se apeguen a la verdad, a la ley, a las buenas costumbres o que sean contrarias a la ética profesional. No utilizar cartelones, anuncios o cualquier medio impreso en lugares públicos, o en el exterior de los domicilios de los deudores, en los que se haga referencia a su adeudo.

ARTÍCULO DÉCIMO QUINTO. No contactar por cualquier motivo o medio, a deudores cuyos asuntos hayan sido retirados de la asignación de las empresas de cobranza.

ARTÍCULO DÉCIMO SEXTO. Las empresas de cobranza, por conducto de quienes gestionen el cobro, deberán proporcionar al deudor, de requerirlo, toda la información disponible sobre la integración de su saldo.

ARTÍCULO DÉCIMO SÉPTIMO.Las empresas de cobranza deberán ser receptoras de las quejas, comentarios o sugerencias de los deudores. Para tal efecto, dispondrán de los medios necesarios para darles trámite y en su caso, solución, informando del resultado cuando proceda, al interesado.

ARTÍCULO DÉCIMO OCTAVO. Las empresas de cobranza que sean propietarias de carteras que por su naturaleza, deban reportarse a las Sociedades de Información Crediticia, lo efectuarán conforme a las leyes aplicables a dichas sociedades, con la finalidad de que se actualice la información respecto de los deudores que hayan cumplido con sus pagos.

ARTÍCULO DÉCIMO NOVENO.En los casos de procedimientos judiciales en que se hayan embargado bienes y que hayan concluido en pago del adeudo, se deberá dar aviso por los conductos legales correspondientes.

* El Código de Ética se encuentra inserto en el Capítulo IV de los Estatutos Sociales de la Asociación de Profesionales en Cobranza y Servicios Jurídicos, A.C.

Fuente:  Código de Ética para llevar a cabo prácticas de cobranza respetuosa (incluye consideraciones sobre cajas de seguridad de Banamex),  Asociación de Profesionales de Cobranza y Servicios Jurídicos, http://foroiusmexico.blogspot.com/2010/02/codigo-de-etica-de-las-obligaciones.html


  • QUE CLASE DE SERVICIO DE COBRANZA OFRECEMOS:
     
  • Cobranza Judicial.- Ante Juez competente y con los documentos que justifican el adeudo (cheque, pagaré, letra de cambio, factura, nota, remisión, contrato o cualquier otro legal) se demanda al deudor el pago y se obtiene orden de embargo, mismo que se ejecuta y una vez condenado el deudor mediante sentencia definitiva, si no hace pago, se rematan los bienes y se paga al acreedor.
  • Cobranza Extrajudicial.- En Mayans y Perfecto Abogados, ofrecemos el servicio de Cobranza Extrajudicial antes de iniciar un procedimiento legal ante las instancias judiciales competentes, esto para tratar de obtener el cobro antes de iniciar el citado procedimiento mediante el pago total o un arreglo y/o convenio,  entonces negociaremos los mejores y mas viábles términos para nuestro cliente y siempre con su visto bueno, procederemos a convenir legalmente el pago en los plazos que se acuerden.
  • Para cualquier Asesoria y/o Consulta Juridica respecto del tema antes mencionado no dude en comunicarse a MAYANS & PERFECTO ABOGADOS

    Tel/Fax 664 6830062

    Tel. Cel. 044664 2940750

    Nextel. 152*15*2682

    Email.  mayansyperfecto@gmail.com ,   mayper@prodigy.net.mx 

    Lic. Alejandra Perfecto Ruiz

    Lic. Mario Alfonso Mayans Olachea


    Con la profunda crisis que afecta a nuestro país, se vuelve más común encontrarse en la penosa situación de no poder hacer frente a tus deudas.

    Si es el caso, seguramente has recibido un buen número de llamadas y cartas de los cobradores contratados por sus acreedores, en donde se señala la posibilidad de que se practique el embargo de tus bienes.

    ¿Qué es un embargo? Hay diversos tipos de embargo, pero el más común y al que nos referimos ahora, es aquel que se ordena en un juicio ejecutivo mercantil derivado de la falta de pago de títulos de crédito (entre ellas los documentos que conocemos como vouchers de las tarjetas de crédito y que no son otra cosa sino pagarés) o deudas bancarias en general.

    El procedimiento es el mismo para acreedores bancarios que comunes. Éste inicia con la demanda que presenta el acreedor ante un tribunal. Si el juez encuentra la demanda ajustada a derecho la admitirá y, como un acto precautorio, ordenará el embargo de bienes del deudor que basten a garantizar el adeudo, incluyendo principal e intereses.

    He aquí como se presenta un embargo en la práctica:

    1. El embargo debe practicarlo un actuario o ejecutor judicial, quien es funcionario del juzgado y asistirá al domicilio del deudor acompañado del abogado del acreedor. Debe exigirse al actuario que se identifique plenamente, para lo cual deberá exhibir una credencial expedida por el Tribunal Superior de Justicia de la entidad federativa correspondiente. Por ejemplo el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal en el caso de la Ciudad de México.

    2. El actuario deberá señalar, a la persona con quien entienda la diligencia, que busca al deudor. Si este no se encuentra, el actuario deberá dejar citatorio para que el deudor lo espere en día hábil dentro de las seis y 72 horas posteriores. Si el demandado no está el día y hora señalado se continuará la diligencia con la persona que se encuentre en el inmueble. Mi recomendación es que nos presentemos a la diligencia acompañados de nuestro abogado. De no ser posible, se deben tomar en cuenta las recomendaciones siguientes:

    a. El actuario señalará al deudor que existe una demanda en su contra, para lo cual deberá indicar quién es el acreedor que demanda y la cantidad que reclama, requiriendo al deudor para que efectúe el pago de lo adeudado en ese acto.

    b. El deudor tiene la opción de reconocer el adeudo o de no reconocerlo, lo cual debe quedar asentando en el acta que al efecto se levantará.

    c. De no efectuarse el pago, el actuario requerirá al deudor para que señale bienes de su propiedad para embargo, suficientes para garantizar el adeudo principal y sus intereses. Generalmente, el actuario trabará embargo por bienes que a su juicio valgan, cuando menos, tres veces el adeudo y sus accesorios.

    Es importante destacar que el deudor tiene derecho preferente para señalar cuales de sus bienes serán embargados, siempre que basten a garantizar el adeudo. En caso de que el deudor no haga uso de ese derecho o si a juicio del actuario los bienes señalados no bastan a cubrir lo reclamado, el derecho a señalar bienes corresponderá al actor (acreedor).

    Para el embargo de bienes, en la medida de lo posible, debe seguirse el siguiente orden:

    I. Las mercancías

    II. Los créditos de fácil y pronto cobro, a satisfacción del acreedor

    III. Los demás muebles del deudor

    IV. Los inmuebles

    V. Las demás acciones y derechos que tenga el demandado.

    Embargo de bienes muebles. Una vez efectuado el embargo, el acreedor nombra depositario de los bienes embargados. La única función del depositario es resguardar los bienes hasta que se concluye el juicio. Desde luego, el depositario puede llevarse consigo los bienes embargados, pero no debe hacer uso de los mismos, pues podría incurrir en responsabilidad penal.

    Embargo de bienes inmuebles. Si los bienes embargados son inmuebles, se anotará el embargo en el Registro Público de la Propiedad de la entidad en donde éste se encuentre. No se nombra depositario y el bien continúa en posesión de quien la tenga antes del embargo.

    Una vez concluida la diligencia de embargo, deberá entregarse al deudor cédula de notificación que contenga la orden de embargo, entregándole copia de la demanda, los documentos en que se funde y copia del acta que al efecto se levante. Es importante exigir al actuario que haga entrega de todos los documentos, y muy especialmente del acta de embargo, pues con dicho documento se estará en posibilidad de conocer cuales fueron los bienes embargados y quien resultó depositario de los mismos.

    Desde luego, el actuario pedirá al deudor que firme el acta de embargo que al efecto se levante y firme de recibido por los documentos que le sean entregados. Es optativo para el deudor proceder a la firma referida, pues los actuarios tienen fe pública sobre sus actuaciones. Independientemente de que se firme o no el acta correspondiente, es bien importante destacar que el deudor tiene derecho a recibir los documentos que he referido y a leer el acta de embargo por si tiene alguna observación que hacer en ese acto.

    Posteriormente, el deudor deberá acudir ante el Juez que conozca de su asunto a contestar la demanda y aportar sus pruebas. El juicio seguirá su curso hasta que el Juez dicte sentencia, en la que se condenará o absolverá al demandado al pago de lo reclamado. Puede existir condena parcial.

    En el caso de que la sentencia sea condenatoria, se subastarán los bienes embargados al mejor postor y con su producto se hará pago al acreedor.

    FUENTE: http://www.cnnexpansion.com/opinion/2009/08/26/que-debes-hacer-en-caso-de-embargo

    Por: Carlos E. Odriozola Mariscal*

    Para cualquier Asesoria y/o Consulta Juridica respecto del tema antes mencionado no dude en comunicarse a MAYANS & PERFECTO ABOGADOS

    Tel/Fax 664 6830062

    Tel. Cel. 044664 2940750

    Nextel. 152*15*2682

    Email.  mayansyperfecto@gmail.com ,   mayper@prodigy.net.mx 

    Lic. Alejandra Perfecto Ruiz

    Lic. Mario Alfonso Mayans Olachea

    EL CHEQUE

    agosto 25, 2009


    El cheque es un medio de pago de uso común, más aún, ahora que entró en vigor la Ley del Impuesto sobre Depósitos en Efectivo.

    A través de este instrumento le estamos ordenando al Banco que pague una determinada cantidad con cargo  a nuestra cuenta. Y como cualquier título de crédito, para que sea válido debe reunir ciertos requisitos: 

    Primero la mención de que es un cheque. Los bancos ya imprimen los documentos con esta mención, pero no esta demás checarlo, ya que conforme a la ley, si no tiene esta mención, no es un cheque y no puede ser pagado. 

     El segundo es fecha y lugar. Aunque aparentemente simples, estos son importantes ya que a partir de ellos se calcula el tiempo que se tiene para presentar el cheque al banco, porque vencidos estos, el banco ya no tiene obligación de pagar. 

     El tercero: La orden incondicional de pagar una suma determinada de dinero. Esta funciona en términos que los abogados llamamos “a contrario sensu”, es decir, si no existe condición escrita en el cheque , se entenderá que es incondicional, así que no debe traer ninguna condición. Y esa orden puede ser a favor de una persona determinada o al portador. Y por supuesto debemos mencionar en que moneda debe ser pagado este cheque. 

     Cuarto: Nombre del librado, es decir, el Banco que debe pagar el cheque. 

     Quinto: Lugar de pago. Los Bancos generalmente ponen en los cheques este dato. 

     Sexto: La firma. Requisito básico, ya que si no tienen firma, el banco no lo paga. 

     El Banco está obligado a atender nuestra orden, siempre y cuando tengamos fondos suficientes. 

     Caducidad del Cheque La Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito establece plazos específicos para que un cheque sea presentado para su cobro y tenemos que estar muy atentos a ellos. 

    • Dentro de los quince días calendario, si se paga en el mismo lugar donde se expide.
    • Dentro de un mes calendario si se va a pagar en lugar distinto, pero en territorio nacional. Se expide en Monterrey y se paga en Guadalajara, por ejemplo.
    • Dentro de los tres meses naturales, si se expiden en el extranjero y se pagan en México. O a la inversa.

     Una vez vencidos estos plazos, si no hemos presentado el cheque, este caduca, con la consecuencia de que perdemos el derecho de demandar el pago, por la llamada vía cambiaria, que en teoría es un juicio más corto, si el que nos dio el cheque prueba que su cuenta tuvo fondos suficientes para pagarnos. Lo podrás cobrar pero por la vía ordinaria, siendo el cheque únicamente la prueba de una deuda mercantil. Así que eso que dicen algunas personas de que los cheques caducan en seis meses, NO ES VERDAD. Pero no te preocupes, porque no obstante lo anterior, la ley obliga  apagar el cheque, si es que tiene fondos suficientes para ellos. 

     El endoso 

     Por su naturaleza, los títulos de crédito circulan, son negociables, es decir, pasan de una persona a otra, y esto lo hacemos  a través de lo que se llama el endoso, que a grandes rasgos, es firmar en la parte de atrás el cheque, con los datos adicionales que pida el banco. Cuando depositamos un cheque en nuestra cuenta, y lo firmamos atrás, lo estamos endosando a favor del banco, para que este lo pueda cambiar.  

     Tipos de cheque

     Existen diverso tipos de cheques como son: 

    1. El cheque cruzado. Se trazan dos rayas paralelas diagonales en la cara principal del cheque. Esto quiere decir que el cheque sólo puede ser depositado en una cuenta y nunca cobrado en efectivo. Este tipo de cheque si puede ser endosado, es decir, si es negociable.
    2. El cheque para abono en cuenta. Los cheques con esta leyenda ya no son negociables, es decir, ya no se pueden transmitir a otra persona y sólo pueden depositarse en la cuenta que tenga el beneficiario.
    3. Cheque certificado. En estos títulos, el banco esta haciendo constar que la cuenta tienen fondos suficientes para pagar el cheque, y en un práctica bancaria generalizada, los bancos descuentan de la cuenta o congelan el monto que ampara ese cheque certificado. Este cheque no es negociable.
    4. Cheque de caja. Este es un cheque creado por el propio banco, no de los que nos dan en los talonarios, a favor de una persona determinada y no son negociables.
    5. Giro Bancario. Es como un cheque de caja, pero en este caso la orden de dar dinero a una persona determinada se aplica en un lugar distinto. Por ejemplo, para mandar dinero de Guadalajara a Monterrey o de Chihuahua a Los Ángeles. En el texto del cheque se indica en donde será pagado el cheque.
    6. Cheque de ventanilla. Estos se emiten cuando perdemos nuestro talonario y tenemos que expedir un cheque, entonces utilizamos un cheque del propio banco, en donde anotamos el número de cuenta, la fecha y firma. Tienen inscrita la leyenda “cheque de ventanilla”. Es lo que hacemos cuando queremos sacar dinero de la tarjeta que ampara nuestra cuenta y no la traemos.
    7. Cheque de Viajero. Como su nombre lo indica, es útil cuando uno viaja, a fin de no llevar grandes cantidades de dinero. Llevan dos firmas, como medida de seguridad, a fin de que cuando te los entreguen los firmes, y cuando los presentas vuelvas a firmar para que quien lo recibe pueda comprobar que son tuyos.
    8. Cheque post fechado. Esta es una práctica comercial, que indica a quien recibe el cheque recibe, que a partir de la fecha que trae el mismo, puede cobrar su dinero. Pero ojo. Por ley, los cheques pueden presentarse en cualquier momento a un banco para su cobro, así que esto lo tienes que hacer con una persona de confianza, sino, te puede meter un susto.

       Cobro judicial

      Una vez que presentaste el cheque para su cobro, y el banco te dice que no tiene fondos, tienes seis meses para ejercitar lo que se llama acción cambiaria contra el deudor a través de un juicio ejecutivo mercantil, es decir, obligarlo a que te pague, embargándole sus bienes. A este plazo de seis meses se le llama el término de prescripción de la acción. De aquí que los bancos normalmente paguen los cheques dentro de los seis meses contados a partir de la fecha que tenga el mismo. 

     La emisión de cheques falsos o sin fondos es constitutiva de delito.

    FUENTE: http://miabogadoenlinea.net/index.php?option=com_content&view=article&id=107:cheque&catid=34:capsulas-legales&Itemid=91

    Si usted necesita una Asesoria y/o Consulta juridica respecto del tema en comento, no dude en contactarnos en MAYANS & PERFECTO ABOGADOS

    Tel/Fax 664 6830062

    Tel.Cel. 044664 2940750

    Nextel. 152*15*2682

    Email.  mayansyperfecto@gmail.com    y    mayper@prodigy.net.mx 

    Lic. Alejandra Perfecto Ruiz

    Lic. Mario Alfonso Mayans Olachea


    Ante el creciente número de deudores bancarios y la imposibilidad de muchos para cubrir sus deudas, varios de ustedes se han preguntado si el derecho a cobrar una deudas prescribe o no. Afortunadamente para todos, no existen las deudas eternas. Todas las deudas, cualquiera que sea su clase, prescriben, o mejor dicho, prescribe el derecho de los acreedores para cobrarla.

    Dicha cuestión encuentra su primer fundamento en un principio jurídico de suma importancia, el cual es universalmente reconocido: la seguridad jurídica. Conforme a este principio, todos tenemos el derecho irrenunciable de conocer lo que las leyes prevén como permitido o prohibido para los gobernados, las autoridades y sus recíprocas relaciones. De esta forma, la ley establece un periodo de tiempo para el ejercicio de nuestros derechos, en aras de evitar que las personas vivan con incertidumbre respecto de sus respectivos derechos y obligaciones.

    Así las cosas, existe un término establecido en la ley para la prescripción de las deudas. La prescripción de una deuda consiste en la pérdida del derecho del acreedor para cobrarla. En esta ocasión, nos referiremos a las deudas bancarias en general.

    Todas las operaciones que realizan las instituciones de crédito se reputan (esto es se juzgan o hacen concepto del estado o calidad de alguien o algo) en derecho como actos de comercio y, por tanto, se rigen por las leyes mercantiles. No importa si el deudor no es un comerciante, estará sujeto, por regla general, al derecho mercantil. De esta forma, podemos afirmar que una deuda bancaria se rige, generalmente, por las leyes mercantiles.

    Las operaciones bancarias, en lo general, están sujetas a la prescripción ordinaria mercantil. Conforme al Código de Comercio, en sus artículos 1038 a 1048, la prescripción opera en el término de diez años, siempre que no exista ningún hecho que la interrumpa. Esto quiere decir que, después de una década contada a partir de que el deudor incurrió en mora en un crédito determinado, la deuda prescribirá y no podrá ser legalmente cobrada por el acreedor.

    Por ejemplo, si un tarjetahabiente debió cubrir el pago mínimo de su tarjeta de crédito el 1 de enero de 2009 y no lo hizo, incurriendo en mora respecto de la totalidad de su crédito, la deuda de su tarjeta de crédito prescribirá el último segundo del 31 de diciembre de 2018.

    El término de la prescripción puede interrumpirse bajo ciertos hechos, a saber:

    1. Cuando el acreedor presenta su demanda reclamando el pago del adeudo.

    Esto significa que, para que se interrumpa la prescripción de la deuda, el acreedor debe interponer su demanda ante un juez competente. No basta que el acreedor presente una demanda cualquiera, pues debe hacerlo con los requisitos que la ley señala. De esta forma, si la demanda no es admitida, es desechada o caduca el proceso, no se interrumpirá la prescripción.

    2. Cuando exista una interpelación judicial hecha al deudor.

    La interpelación significa el requerimiento que el acreedor hace al deudor para que cumpla con sus obligaciones. Nótese que dicha interpelación tiene que ser hecha a través de la autoridad judicial. Las cartas, notificaciones simples o llamadas telefónicas de las empresas de cobranza nunca interrumpen la prescripción de la deuda, al tratarse de gestiones extrajudiciales de cobro.

    3. Por el reconocimiento de las obligaciones.

    El término para la prescripción inicia de nueva cuenta a partir del día de que el deudor hubiese reconocido la existencia del adeudo a su cargo. Este tipo de reconocimiento suelen hacerlo los deudores cuando son requeridos de pago por la autoridad judicial, ante un fedatario público o ante dos testigos (lo cual deberá  probarlo el acreedor, en su caso). También puede suceder que el deudor reconozca el adeudo por escrito ante el acreedor. Otra forma común de reconocer un crédito es efectuar pagos a cuenta del mismo. En todo caso, el reconocimiento del adeudo no debe dejar lugar a dudas sobre su alcance.

    4. Por la renovación del documento en que se funde el derecho del acreedor.

    El término para la prescripción inicia de nueva cuenta a partir de la fecha del nuevo documento, pero si existe prórroga en el vencimiento de la deuda, comenzará a contarse a partir de que venza ésta. Una forma común de interrumpir la prescripción es la reestructuración de adeudos o la celebración de convenios de pago con el acreedor.

    Cuando existe una cesión de deudas, es decir, cuando el acreedor fue sustituido por otro (por ejemplo, cuando un banco vendió su cartera), la prescripción se computa conforme a las reglas antes señaladas, como si el cambio de acreedor no hubiese existido.

    Por regla general, los acreedores tratarán por todos los medios de no permitir la prescripción de las deudas existentes a su favor. Esto es muy natural, pero no quiere decir que nunca ocurra. Es común que los bancos dejen prescribir las deudas cuando el costo de la cobranza pueda ser mayor a la cantidad que espera recuperarse o cuando de antemano se tenga la certeza de que no existen bienes del deudor para garantizar el pago de la deuda.

    Aún cuando las deudas prescriben, no es recomendable que un deudor mantenga la totalidad de sus esperanzas en que el acreedor no iniciará alguna acción judicial en su contra. Una demanda presentada en el último minuto del término de los diez años podría interrumpir la prescripción.

    También existen casos en que el acreedor presenta una demanda aún cuando ya exista prescripción de la deuda. Si esto ocurre, será el propio deudor quien deba alegar ante el juez la prescripción del derecho del acreedor a cobrar la deuda, lo que se hace generalmente al contestar la demanda en el juicio de que se trate.

    Una vez prescrita una deuda o declarada la prescripción, el deudor queda liberado de su pago.

    FUENTE: http://www.cnnexpansion.com/opinion/2009/08/05/existen-las-deudas-eternas….Por: Carlos E. Odriozola Mariscal*

    Si usted tiene cualquier duda, no dude en acudir o comunicarse  a MAYANS & PERFECTO ABOGADOS para una Asesoria y/o Consulta Juridica.

    Tel. 664 6830062

    Tel. Cel. 044 664 2940750

    Nextel. 152*15*2682

    Email.  mayansyperfecto@gmail.com    y    mayper@prodigy.net.mx


    Casi a todos, por lo menos una vez en la vida, hemos pedido o nos han pedido que firmemos un documento para avalar a alguien. Algunos han accedido sin conocer las consecuencias de sus actos y, créanmelo, les ha salido muy caro.

     Para comenzar esta nota, debemos explicar en que consiste un aval, para luego definir sus alcances legales y consecuencias, terminando por darles un consejo.

    En la ley mexicana (artículos 1984 a 2010 del Código Civil Federal y sus correspondientes de los códigos civiles de cada uno de los estados del país), existe una figura jurídica que se llama la “mancomunidad de las obligaciones” por la cual una persona puede obligarse a pagar deudas conjuntamente con otras personas. La mancomunidad de deudores puede ser de diversas clases:

    1. Mancomunidad simple de deudores (deuda mancomunada). Existen dos o más deudores y cada uno se obliga a pagar una parte de la deuda total. Cada uno de los deudores mancomunados pagará una parte proporcional de la deuda contraída. Es decir, si la deuda asciende a 100,000 pesos y existen dos deudores mancomunados, tienen la obligación legal de pagar al acreedor la cantidad de 50,000 pesos cada uno. Dicho de otra forma, la deuda se considera dividida en tantas partes como deudores haya y cada parte se considera una deuda distinta de las otras. Las partes en que se divide la deuda se consideran iguales, a menos que se pacte una proporción distinta. Este tipo de figura es muy poco utilizada por los acreedores.
    2. Solidaridad pasiva o solidaridad de deudores (obligación solidaria). Al igual que en la mancomunidad, existen dos o más deudores llamados “obligados solidarios”, pero con la diferencia de que cada uno se obliga a pagar la totalidad de la deuda al acreedor. Es decir, si la deuda asciende a 100,000 pesos y existen dos obligados solidarios, tienen la obligación legal, cada uno de ellos, de pagar al acreedor 100,000 pesos. No quiere decir que se va a pagar la deuda dos veces. Significa que el acreedor puede cobrar la totalidad de la deuda a cualquiera de los obligados solidarios. Esta es la figura que generalmente utilizan los acreedores bancarios para garantizar el pago de los créditos que otorgan.

    A continuación señalamos las principales características de la obligación solidaria:

    1. Se paga una deuda ajena. El acreedor puede reclamar de cada uno de los deudores, o todos juntos, el pago total de la deuda. Es decir, el acreedor puede demandar a todos los obligados solidarios juntos, con la intención de que cualquiera de ellos o entre ambos le paguen el total de lo debido. Si el acreedor le presta dinero a Juan y Pedro firma como obligado solidario, ambos están obligados ante el acreedor a pagar la totalidad del crédito, sin importar que el deudor principal sea Juan, ni que solamente él hubiese disfrutado del dinero recibido.
    2. La deuda pasa a los herederos. Si el deudor solidario o avalista muere, sus herederos quedarán obligados a responder por su deuda en proporción a su herencia. Si el acreedor le presta dinero a Juan y Pedro firma como obligado solidario, cuando éste muera sus herederos quedan obligados a pagar el total de lo adeudado, sin importar que el deudor principal sea Juan, que siga vivo o no.
    3. La deuda incluye intereses, daños y perjuicios. Cuando ante el incumplimiento del contrato, el acreedor demande el pago de daños y perjuicios, además de los intereses pactados, el deudor solidario también debe responder de ellos. Si el acreedor le presta dinero a Juan y Pedro firma como obligado solidario, cuando Juan incumpla el contrato y el acreedor demande el pago de intereses, daños y perjuicios, Pedro también quedará obligado a pagarlos.
    4. Antecedentes en buró de crédito. Por lo general, cuando se trata de créditos bancarios, el obligado solidario queda registrado en buró de crédito, de tal suerte que cuando incumple el obligado principal también puede verse afectado el historial crediticio del obligado solidario.
    5. La cantidad pagada puede recuperarse, pero no sabemos cuando. Cuando alguien paga una deuda como obligado solidario, podrá recuperar su dinero demandando al deudor principal. Si el acreedor le presta dinero a Juan y Pedro firma como obligado solidario, cuando Pedro o sus herederos pagan al acreedor, podrán demandar a Juan la devolución de lo pagado. El problema es que, en la mayoría de los casos, Pedro o sus herederos se verán obligados a contratar abogados e iniciar un juicio para cobrarle a Juan…si es que tiene recursos para responder del adeudo.

    El aval. En el caso del aval se presentan las mismas características antes dichas pero la deuda está documentada en títulos de crédito. Dicho de otra forma, el aval tiene alcances muy parecidos a la obligación solidaria, pero solo existe cuando se suscribieron los llamados títulos de crédito, a saber: pagarés, cheques o letras de cambio. A la persona que otorga un aval se le conoce como avalista.

    La diferencia consiste en que cuando el acreedor presenta ante un juez títulos de crédito para su cobro judicial, lo hace a través de procedimientos judiciales más cortos que inician con el embargo de los bienes, ya sean del deudor principal o de su obligado solidario o aval. Este es el típico caso de las tarjetas de crédito.

    En fin, cuando alguien nos pide ser su avalista u obligado solidario debemos pensarlo dos veces. Las consecuencias pueden ser gravísimas debido a las molestias que pueden ocasionársenos y que, posiblemente, no volvamos a ver nuestro dinero.

    No en balde. El dicho popular señala que el avalista es un “incauto con pluma” y que “hay que cortarse las manos antes de firmar nada”.

    FUENTE: http://www.cnnexpansion.com/opinion/2009/08/14/que-hacer-si-te-piden-ser-un-aval

    Si usted tiene cualquier duda, no dude en acudir o comunicarse  a MAYANS & PERFECTO ABOGADOS para una Asesoria y/o Consulta Juridica.

    Tel. 664 6830062

    Tel. Cel. 044 664 2940750

    Nextel. 152*15*2682

    Email.  mayansyperfecto@gmail.com    y    mayper@prodigy.net.mx


    El “Derecho Corporativo” es la rama del “Derecho Mercantil” que regula a las sociedades comerciales y el comportamiento de éstas frente a los demás agentes económicos. Dentro de nuestra firma el manejo de este tipo de negocios es de gran inportancia en su manejo, gestión y ejecución.  De la misma forma, el “Derecho Corporativo” es uno de los puntos claves para las empresas que requieren, técnicamente hablando, de una “reingeniería”, ya que consolida una mayor solidez y mejor funcionamiento interno, abriendo nuevas y mejores posibilidades de crecimiento y una mejor posición dentro del mercado.

    CLASIFICACIÓN DE SERVICIOS

    * * Constitución de sociedades civiles y mercantiles. Concentraciones, fusiones y transformaciones; así como disolución y liquidación de empresas.

    * Asesoría, elaboración y seguimiento de Asambleas de socios, sus actas respectivas, así como de las Juntas de Consejo. Elaboración, revisión y asesoría en materia de contratos. Laborales. Civiles. Mercantiles. De Comercio Exterior

    * Propiedad Industrial e Intelectual.

     * Elaboración de Títulos de Crédito.

    * Relaciones laborales y comerciales internacionales.

    * Relaciones y Tratados Internacionales.

    * Relaciones Comerciales.

    * Asesoría, relación y seguimiento de las demás líneas de trabajo de la Firma.

    Si usted tiene cualquier duda, no dude en acudir o comunicarse  a MAYANS & PERFECTO ABOGADOS para una Asesoria y/o Consulta Juridica.

    Tel. 664 6830062

    Tel. Cel. 044 664 2940750

    Nextel. 152*15*2682

    Email.  mayansyperfecto@gmail.com    y    mayper@prodigy.net.mx


    La sociedad mercantil es la asociación de dos o más personas que, mediante la creación de un fondo patrimonial para explotar una empresa, buscan obtener beneficios individuales mediante las ganancias que se obtengan.

    Así, la sociedad mercantil nace de un acuerdo de voluntades de las personas que la crean originando a una nueva persona jurídica, llamada persona moral, con derechos y obligaciones propios.

    Toda sociedad mercantil y sus modificaciones se otorgan frente a Notario Público a fin de obtener una escritura pública que debe inscribirse en Registro Público de Comercio.

    Al ser una persona jurídica nueva, diferente de la de sus socios, la sociedad debe contar con un nombre, un patrimonio, un domicilio y una nacionalidad.

    La Ley General de Sociedades Mercantiles reconoce como este tipo se sociedades a las siguientes:

    1. Sociedad en nombre colectivo.
    2. Sociedad en comandita simple.
    3. Sociedad de responsabilidad limitada.
    4. Sociedad anónima.
    5. Sociedad en comandita por acciones.
    6. Sociedad cooperativa.

    Debemos aclarar que para nuestra legislación el que el objeto de la sociedad tenga o no ánimo de lucro, no la hace civil o mercantil. Es decir, se consideran mercantiles siempre y se regulan con las reglas de la Ley General de Sociedades Mercantiles, las socidades antes señaladas, independientemente de su objeto.

     

    Ahora bien, la escritura constitutiva de las sociedades mercantiles debe contener la siguiente información:

    1.  Los nombres, nacionalidad y domicilio de las personas físicas o morales que constituyan la sociedad, esto es, de los socios.
    2. El objeto de la sociedad o finalidad.
    3. Su razón social o denominación. La razón social está formada por el nombre de los socios a diferencia de la denominación.
    4. Su duración.
    5. El importe del capital social.
    6. Las aportaciones de cada socio ya sea en dinero o en otros bienes, con la mención de su valor y el criterio que se utilizó para su valorización. Cuando el capital sea variable, así se expresará indicándose el mínimo que se fije.
    7. El domicilio de la sociedad.
    8. La manera conforme a la cual haya de administrarse la sociedad y las facultades de los administradores.
    9. El nombramiento de los administradores y la designación de los que han de llevar la firma social.
    10. La manera de hacer la distribución de las utilidades y pérdidas entre los miembros de la sociedad. No es válida la cláusula que excluya a algún socio de las utilidades.
    11. El importe del fondo de reserva para asegurar la estabilidad del capital social frente a las oscilaciones de valores o frente a las pérdidas por algún ejercicio.
    12. Los casos en que la sociedad haya de disolverse antes del tiempo de duración fijado.
    13. Las bases para practicar la liquidación de la sociedad y el modo de proceder a la elección de los liquidadores, cuando no hayan sido designados anticipadamente.

    Estos requisitos y las reglas que se establezcan en la escritura sobre organización y funcionamiento de la sociedad constituirán los estatutos de la misma.

    FUENTE : http://miabogadoenlinea.net/index.php?option=com_content&view=article&id=176:sociedades-mercantiles&catid=34:capsulas-legales&Itemid=91

    En caso de cualquier duda, asesoria y/o consulta juridica contactenos en MAYANS & PERFECTO ABOGADOS,  Tel. 664 6830062, Tel. Cel. 044664 2940750, Nextel 152*15*2682, Email   mayansyperfecto@gmail.com  ,    mayper@prodigy.net.mx   

    Lic. Mario Alfonso Mayans lachea

    Lic. Alejandra Perfecto Ruiz

    EL ENDOSO

    agosto 6, 2009


    Todos conocemos el endoso, aunque a la hora de definirlo se hace un poco más complicado. Así que dejemos los tecnicismos para otra ocasión y simplemente digamos que es la transmisión de los derechos cambiarios de un papel llamado título de crédito, por parte de quién lo emite o quién legítimamente lo posee, a otra quién pasará a ser el legítimo poseedor y que podrá, en última instancia, cobrarlo.

    Jurídicamente el endoso se clasifica según varios aspectos: en propiedad, en procuración, en garantía, en blanco, al portador, en administración, con cláusulas “sin mi responsabilidad” y “no negociable”, posterior al vencimiento, etc.

    El contacto más común que tenemos con el endoso es en propiedad y lo utilizamos sobretodo en los cheques, que son los títulos de crédito mayormente utilizados en la actualidad.

    Ahora bien, para que el endoso tenga validez, la ley en la materia, que es la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito (LGTOPC) exige los siguientes requisitos que deberán escribirse en el mismo documento o en hoja adherida a él:

    1. El nombre del endosatario, no siendo un requisito imprescindible ya que en todo caso se considera válido como endoso en blanco.2. La firma del endosante o de la persona que suscriba el endoso a su ruego o en su nombre y sin este requisito el endoso es nulo.3. La clase de endoso, aunque si no se menciona se presume que se trata de un endoso en propiedad, es decir, que transmite los derechos cambiarios.4. El lugar y la fecha. Si se omite el lugar se presume que es el del domicilio del endosante y si hay omisión en la fecha se presume que es la del día en que se adquirió el título.

    En pocas palabras, el único requisito INDISPENSABLE es la firma del endosante, con la cual el documento puede circular de una mano a otra sin necesidad de llenar ningún otro endoso.

     Sin embargo, los bancos en nuestro país parecen tener sus propias normas respecto del endoso y no es poco frecuente que rechacen cheques por razones como que no se escribió que se trataba de endoso en propiedad y con ello cobren su comisión por “gastos administrativos”, la cual, conociendo estas reglas básicas del endoso, puede ser debidamente argumentada al banco.

     

    FUENTE: http://miabogadoenlinea.net/index.php?option=com_content&view=article&id=53:endoso&catid=34:capsulas-legales&Itemid=91