Porque el ser abogado más que un privilegio o distinción, es una responsabilidad y un compromiso, para la vida privada y pública.

El Día del Abogado, instituido a iniciativa del periódico Diario de México, en 1960, por el Primer Mandatario de la Nación, Lic. Adolfo López Mateos, en recuerdo a que un día y mes como esos pero de 1553 el licenciado Bartolomé Frías y Albornoz, impartió la primera cátedra de derecho en América, denominada Prima de Leyes; aunque el antecedente inmediato fue la Impartición de la cátedra de Decretales, correspondientes a la Tercera Columna Para Enseñar Justicia “ (derecho canónico); por el doctor Pedro Morones, ambos en la Real y Pontificia Universidad de México, establecida el 21 de septiembre de 1551, refundada en 1910, por el maestro Justo Sierra, con el nombre de Universidad Nacional de México, y a partir de 1929, denominada Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con motivo de la lucha estudiantil, magisterial, intelectual y política, por alcanzar la plena libertad de cátedra, la independencia administrativa respecto del Estado, y la autosuficiencia económica, inspirada en los ideales de los maestros Antonio Caso, José Vasconcelos, y otros, y lideres estudiantiles como el gran orador Alejandro Gómez Arias, y cuya autonomía fue finalmente reconocida por el Presidente de la República, Lic. Emilio Portes Gil.
Porque el ser abogado más que un privilegio o distinción, es una responsabilidad y un compromiso, para la vida privada y pública, y sobre todo con sus defendidos; de rectitud, respeto, honestidad, trabajo, eficiencia y ética profesional; prendas estas que no pueden faltar para ser un abogado, en toda la extensión de la palabra; pues sin ellas, aunque se tenga el título de licenciado en derecho, no se es abogado.

Cabe tambien hacer mencion que el suscrito Lic. Mario Alfonso Mayans Olachea, nacio un 12 de julio del año 1973, o sea que ya estaba predestinada a ser abogado.

FELICIDADES A TODOS LOS COLEGAS ABOGADOS DE PARTE DE MAYANS Y PERFECTO ABOGADOS